miércoles, 19 de noviembre de 2008

Ayer a mi hermano

Mi hermano salió en la moto. Él no tiene pase (licencia), y la moto no tiene el original de la licencia de movilidad.

Igual salió en la moto. Iba para Belén, se metió en la calle que no era, voltio, dio vuelta a la derecha, y se encontró un reten de la policía nacional.


Pare.


-Buenas.

-Papeles de la moto?.

-Una requisa.

-Y la original?

-Comandante este muchacho no tiene el original.


En el intermedio del dialogo/reten, una señora había pasado en una moto y había dicho:

-unos pelados que andan en una moto, no hacen sino dar vueltas por ahí.


Cuando el comandante, o lo que sea, vio bajar a una moto con dos muchachos despacio, no le prestó mucho cuidado al policía que estaba requisando a mi hermano. Y más cuando los muchachos “sospechosos” voltearon a la izquierda disimuladamente.


-Entonces que, le damos piso?


Le dijo el comandante a mi hermano.


-De una.


Respondió el hijo de Aleida.


-Prenda la moto pues!


Y mi hermano, me lo imagino, con su sonrisa maliciosa, arranco a toda en la Viva 115 rojita.


Por allá en la “Bolivariana” se lo alcanzaron. El policía se bajo, los increpo por huir del reten, y les pidió los papeles. Ellos se los dieron.


-Arranque hermano.

-Y a ustedes, los espero allá abajo, y ojala vayan los dos.


Mi hermano volvió al reten. El otro policía le devolvió los papeles y le dijo:

-Hágale, hágale, váyase.


Jorge prendió la moto, hizo la vuelta que tenía que hacer, y regreso a casa y a carcajadas nerviosas me conto la historia.

3 comentarios:

federicoruiz.com dijo...

Bueno, mi comentario está dirigido hacia otra cosa, hacia sus videos de La orilla de la carretera:

La gorda casada con el viejito que no le dan la pensión sino cuando alguien se muera, los niños cruzando a nado el río y la señora gorda con la ombliguera al son de cristian castro, el señor afeitándose a orilla de camino diciendo que vender mangos es su arte, la chica sexy que tenía un cuadro grande en el corredor de su casa, hábitat san lorenzo y su gente haciendo pereza y haciéndole la lucha al día a día, sin planes para el futuro .............

Aunque las preguntas no siempre eran las más inteligente, qué más puedo decir si quedé en shock con la falta de oportunidades, con el olvido, con la simplicidad de la vida, con la edición, con el sonido siempre de carros pasando, con tanta resignación... La jodidez de la vida. A veces con menos belleza de la que esperaba.

Eso es lo que tengo que decir.

gerente dijo...

jajajaja se salvó por un pelo...

Juan David Escobar dijo...

Gerente: Se salvo por un policía empeliculado