miércoles, 14 de enero de 2009

Económicamente, elijo la Cooperación

“En cualquier país, los ignorantes no se fían de nada.
No conocen más que el dinero sonante.
El espíritu suele ser miope como el ojo y entonces hace falta una especie de telescopio para aumentar el poder de la vista y del espiritú.
La experiencia ha demostrado que la cooperación, es precisamente ese instrumento necesario para millones de individuos”

Sociedad de Pioneros de Rochdale


Ya en el ambiente mediático no se escucha casi nada sobre el fenómeno económico que ocurrió en Colombia, llamado “pirámides”, que le dio en la cara a Uribe Velez, y que encarcelo a muchos “nuevos empresarios”, y que dejo sin un peso a millones de Colombianos, en su mayoría gente humildes.

En el aire solo hay dudas, justificaciones, burlas.

Y yo creo, que los paraísos que nos pintaron con el capitalismo, con el libre comercio, con la mercantilización, con el consumo… Todo acaba de caer, tambien.

Pirámides en Pasto, Colombia, y en Wall Street, en Estados unidos.

Muchos años de abundancia, y los ricos más ricos, y los pobres más pobres. Y ahora hasta los ricos se están quejando, y los pobres, pues imagínese como estamos de asustados.

30 años para entender que el dinero no lo es todo. Mucho, pero mucho tiempo nos hemos tomado (muchas generaciones humanas), para entender las palabras de la “Carta del Gran jefe indio de Seattle al jefe de Washington”:

En algunos aparte dice:

“…Esta parte del mundo es sagrada para nosotros.

Sabemos que el hombre blanco no nos comprende. El no sabe distinguir una parte del país de otra, ya que es un extraño que llega en la noche y despoja a la tierra de lo que desea.

La tierra no es su hermana sino su enemiga y cuando la ha dominado sigue avanzando…

…Su voracidad acabará por devorar la tierra, no dejando atrás más que un desierto…

… El hombre no creó el tejido de la vida, sino que simplemente es una fibra de él. Lo que hagáis a ese tejido, os lo hacéis a vosotros mismos…

… Porque el hombre blanco, que detenta momentáneamente el poder, cree que ya es Dios, a quien pertenece el mundo…"

En fin. Hombres ricos, muy ricos, y también muy enfermos y sin ganas de vivir. Sin objetivos, sin felicidades Lo tenían todo, y al final miraron bien, y solo tenían empeñado su futuro, unos números en un banco, y viviendo en un mundo de mentira, inventado, que se derrumba, que no sueña.

Consumirse, consumir, gastar, botar. Increíble que este sea la finalidad (felicidad) del hombre.

Aun no lo puedo creer!!

Somos pobres, porque otros eligieron que lo fuéramos.

Ahora, viviendo en un mundo cimentado en el trabajo, y hoy que el trabajo es indigno e injusto, y de tiempo completo, elijo ser cooperativista, elijo guardar mis pesos, e invertirlos (bancarizarlo) en una utopía colectiva que le apueste a la sonrisa, a la cotidianidad, a lo sencillo, a lo bello…

Pronto, pasare de ahorrador, a Asociado en la Cooperativa Confiar, y claro, les seguiré hablando de la cooperación, de la pobreza para todos, de un paraíso a diario, en lo simple.

4 comentarios:

Juan David Escobar dijo...

Aquí estoy al frente del pc y Premiere, editando un video que habla bien de Confiar. Y bueno, después del post, y de dias y dias, aun no tengo la plata para volverme socio. Ni para eso me alcanza.
Que pesar de mi...

txïo [patito-feo.es] dijo...

He estado cotilleando tu blog.
Y estoy planteándome enlazarte.
Saludos desde Madrid,

Txïo

Juan David Escobar dijo...

Enlazame, yo soy un buen chico, mis letras se riegan como lad de todos, pero algo de vitalidad tienen.

Saludos desde Medellín.

Alvaro dijo...

Estoy de acuerdo con lo que planteas y me gusta la manera como lo presentas. Lamento que aún no hayas podido entrar a la cooperativa.

Te has ganado mi enlace. Saludos cordiales.