martes, 7 de febrero de 2012

Bastardos sin gloria

Bastardos sin gloria
Quentin Tarantino

No soy un cineclub, sólo un man que ve películas piratiadas tomando tequila con su hermano un viernes 9 de diciembre del 2011, mientras otros están en festivales de cine donde hace calor y hay gente famosa. Hoy, Bastardos sin gloria. Una película de Tarantino, indudable.



Un film que parodia el odio, la capacidad de llegar al máximo de degradación humana, de los alemanes que no saben qué es humanidad, de los americanos judios que por medio de un ejercicio de negocio arriesgado llamado cine, de la mano de Quentin Tarantino, un director espectador, se vengan en la meca del cine culto: Francia. Matan a Hitler, consiguen la paz siendo más crueles que los nazis. Todo es justo, y todo vale para Tarantino.

Sangre y bala, menos veces que sus ultimas películas, más reglas rotas del cine, igual, una película que muestra un lado que no le habíamos visto al mundo Nazi y de los Aliados: el bizarro.

No hay comentarios: