lunes, 3 de marzo de 2008

Se rompió las relaciones con los vecinos ¿Cuales vecinos?

Este show, hecha por políticos que saben hacer el show.

Están en el ring:

Álvaro Uribe Vélez, presidente-patrón de ésta patria-finca. Derechista a más no poder. Quien maneja el país como un fin y un medio: él, solo él, y nada más que él, y todo a punta de gritos.

También, a la izquierda, Rafael Correa Delgado, presidente de Ecuador, que todos sabíamos que era un economista autodefinido como humanista cristiano, y ya sabemos que significa eso.

Y por supuesto, Hugo Chávez Frías. La encarnación de Simón Bolívar, dice el mismo, y parece. (Ahora a Simón lo cagan las palomas en todas las plazas). Militar, contragolpista, golpista y presidente por puro golpe de latinoamericanismo.

Con este triangulo de personalidades, cómo nos sorprendemos con todo lo que esta pasando y va a pasar, porque esto no para, cada vez es más absurdo.


Todo porque los tres manejan sus relaciones diplomáticas y de país, de forma ideológica, se hacen matar (literalmente) por hacer lo que ellos quieren, lo que les gusta. No consultan, no escuchan, no esperan (ni a la comunidad, ni a los otros países, ni a su mamá).

Este trío toma decisiones en la marcha, mientras hacen un programa de TV o de radio, o mientras se dirige a los habitantes de Mocoa en un concejo comunal. Son tercos y aparatosos, pero no torpes, de eso ni cerca. Aunque parezca que son decisiones a la ligera, la verdad son premisas de siempre escondidas en su pensamiento político, que sacan como espadas con doble filo cuando la oportunidad se presenta.

No se puede entrar a decir que paso, porque aun no todo ha pasado. Terminaría haciendo lista de chismes de un lado y otro. Colombia se pronuncia yyy, a uno le parece grave y a la vez coherente, pero ecuador muestran un video y nos muestra en la cara que todo es pura desinformación, que si es pero no es del todo así. Luego Chávez dice una cosa, y el canciller colombiano otra, todo por comunicados de prensa, y notas diplomáticas de rompimiento.

Esto tiene una verdad, y la sabremos, tarde o temprano. Es fácil, tiene una inicio y un fin. Pero no la entenderemos de un lado o de otro, porque nuestro lenguaje y forma de ver el mundo es diferente, y se golpea uno contra las otras, como dos placas de metal que suenan estruendosamente.

  1. Colombia es un país con un gobierno de ultra derecha, y Ecuador y Venezuela recontra izquierda. En la economía no hay lío, pero en la política este punto confunde todo.
  2. Para los países vecinos, las FARC, no son terrorista, son guerreros revolucionarios con ideas valiosas. Y eso es imposible discutir en Colombia, si uno lo dice por ahí en la calle, lo miran como a un criminal. YO NO TENGO LA CULPA QUE ELLOS PIENSEN ASI, YO SOLO PIENSO QUE ELLOS PIENSAN Y QUE ESO AFECTA LA COMUNICACIÓN Y LA SOLUCION DE ESTE PROBLEMONONON.
  3. El gobierno Uribista se comunica con su país (y ya comemos de ese cuento) por la comunicación a la inversa, o la contracomunicacion, o la desinformación o la demagogia o los sofismas. En cambio ellos, Chávez y Correa, dicen lo que se les viene a la cabeza, son de plaza publica y de señalar la llaga y tocarla. No digo que uno u otro me guste, ambos son formulas para decir grandes mentiras de la misma forma.
  4. Y lo ultimo, son políticos populistas. Todos tres, sin lugar a dudas, sin temor. Ellos harán hasta lo imposible por los aplausos. Y a demás tratándose de fronteras, de guerrillas, de izquierda y de derecha, de malas cancillerías, de excesos de palabras y de fuerza.

Dios salve a esta América latina tan macartizada, tan igual como nunca, tan tropical como siempre.

¿Guerra? Pues es un buen chiste para imaginarme un nuevo juego de xbox.

No creo tampoco, y esperare en mi radio-televisor-prensa, para ver en primera fila que no alcanza para tanto. Y si pasa, mmmmm, cómo le pondrán a la guerra…. ¿Guerra liberación? ¿Guerra bolivariana contra el imperio? ¿Guerra de la gran Colombia? ¿Guerra Raúl Reyes?

3 comentarios:

Jorge Montoya dijo...

Hombre, de todas formas si es preocupante, la gente está tensa, se siente en en el aire. Es increíble como uno puede confundirse cada día más; cada vez se entiende menos lo que pasa, la información que circula es maquillada de formas que ni llego a imaginarme y me quedó hecho un ocho.

Pienso como vos que no alcanza para la guerra, pero sí para crear un punto de inflexión para que pase algo. Que será¿? pues habrá que estar atentos.

Mancho dijo...

pero no entiendo. Acaso no pensas que las FARC son terroristas. A mi me vale mierdas Chavez y su ridículo y trillado discurso, y su cachorrito ecuatoriano pues vale lo mismo.

Pero el problema es esta oscura realidad que siempre hay sobre Colombia donde la gente no puede dejar de criticar y nunca esta satisfecha con nada.

¿Qué es lo que tenemos los colombianos que ni en un momento de esta magnitud y tensión política podemos estar conformes?¿Será esa la razón real de estar tan llevados y de que cada vez que estamos levantadonos de una caída nos volvamos a caer?

Juan David Escobar dijo...

Mancho, pero con qué vamos a estar de acuerdo, si nada esta bien, hoy nada esta para decir: "Si, eso es". Somos espectadores de toda la maldad, de todas esta pasiones y desangre que ha pasado, y va a pasar (mierda!) en nuestra patria.
Si, la guerrilla es terrorista, eso se sabe, si nos vamos a quedar discutiendo algo que esta claro ya, desde siempre, para que hablamos pues?.
Porque nos metimos (o nos metieron) en el bollo de "dizque aquí no hay guerra". Desde ahí estamos mal.
Mancho nunca nos hemos parado, siempre disimulamos que nos ponemos de pie, mientras comemos mierda o nos morimos (literalmente) en este país, hay que opinar, hay que decir lo que esta mal, siempre.
No opinar o permanecer en silencio, no significaría que estamos bien, seria simplemente decir sin decir, que somos unos huevones.